miércoles, 2 de diciembre de 2009

El Galgo Norteamericano "GREYHOUND" parte 1.

La presente es la historia de la Empresa de Transporte más importante y más famosa de Norteamérica, "GREYHOUND", hace varios años atras, fines de los 80s, un gran amigo de Estados Unidos, William A. Luke, me mando mucho material acerca de esta Empresa, como el "Top Dog Tracing the Pedigree of Greyhound Lines Inc.", complementada con la histria que se relata en el propio sitio web oficial de GREYHOUND, se elaboro el presente trabajo, el cual deseo entonces dedicarselo enteramente a William A. Luke.




A principios de la década del 10, un joven hombre, nacido en Suecia, de nombre Carl Eric Wickman, se estableció en Hibbing – Minesota, ya que el clima le hacía acordar a su Suecia natal y se desempeño como operador de taladro en una mina de hierro. En 1913, con muchas ansias de superarse, adquiere, en dicha localidad, la representación para la venta de automóviles “HUPMOBILE” y de neumáticos “Good Year”. De su lote autos, había uno que resaltaba, muy elegante, de color negro brillante, con faros recubiertos en cobre, con manijas cubiertas de bronce, cobre y níquel y con un radiador recubierto de bronce puro. A pesar de que era motivo de admiración por el público en general, nadie lo compro. Al final, fue adquirido por el propio Wickman, el cual lo empleo como medio de transporte de mineros, a la taberna de “Alice”, al costo de 15 centavos el boleto de ida y de 25 centavos el de ida y vuelta. Esto sería el génesis, de una gigante Empresa que se llamaría “GREYHOUND LINES”.
El negocio de Wickman con su Hupmobile, era prospero, pero al comenzar la Primera Guerra Mundial en Europa, Wickman decide vender su negocio, a los Sres. Charles Wenberg y Andy Anderson, quienes le dieron el nombre de “Buses Andy”.
Pero Wenberg, no sabía conducir y Anderson convence a Wickman de que le compre la parte a Wenberg. Al año, las ganancias se duplicaban y era tiempo de expandirse, para lo cual era necesario contar con capital. Wickman, entonces se asocia con su competidor, Ralph Bogan, quien operaba un servicio de taxis entre las localidades de Hibbing y Duluth. Para 1915, también se incorporaba al negocio, la Compañía de Transportes “Mesaba”, con 5 autos. En 1917, EEUU entro en la Primera Guerra mundial, y metales como el aluminio y minerales como el hierro, eran necesarios para fabricar armas. Por lo tanto, el transporte de mineros aumento considerablemente.



Por 1918, transportes “Mesaba”, operaba con 18 autos y tenia un ingreso anual de U$ 40.000.-, lo cual era mucho dinero para la época. En 1922, Wickman vendió su parte en la Compañía en U$ 60.000.- y se mudo con su familia a Duluth. Pero el no abandono su sueño de construir una línea nacional de autobuses, para que la gente viajara tan lejos como quisiera ir.

Wickman, que había vendido su parte en la Compañía de transportes de Hibbing, uso los U$ 60.000.-, para comprar partes en las principales líneas de ómnibus, una de ellas fue la “Superior White”, que era del Sr. Orville Swan Caesar, quien se convirtió en socio de Wickman en comprar otras líneas y fusionarlas bajo el nombre de “Motor Transit Corporation”, en 1926. Como la Compañía se expandía, el antiguo socio de Wickman en Hibbing, Ralph Bogan, se unió en el emprendimiento con capital adicional. Al crecer las operaciones de transporte, se volvieron más complejas, y se hizo necesario crear cargos de Supervisores (Inspectores), para tener un mejor control de los servicios, y para estos puestos se selecciono a los primeros conductores de las líneas originales.
Luego otro socio se unió, trayendo con el una nueva línea de ómnibus, que iba de Chicago a varias ciudades de Michigan, convirtiéndose en “Northland Transportation Company”, con servicios en Michigan, Wisconsin y Minesota.
En 1928 la “Great Northern Railroad”, compró todas las líneas locales a la “Northland Transportation Company”. Esta transacción le dio a Wickman y a sus socios, U$ 240.000
un capital fresco para más adquisiciones. Al mismo tiempo, “Northland Transportation Company”, mantuvo el derecho a expandirse independientemente de la “Great Northern Railroad”, en otras áreas.




Como aumentaba el número de pequeñas líneas absorbidas por la de Wickman, se procedió a la estandarización, de ahora en adelante, todos los Conductores deberían usar uniforme estilo militar, con gorra y cinturón.
A finales de los 20, Wickman compro varias líneas locales, permitiendo a sus antiguos dueños seguir administrándolas. Como el sistema funcionaba muy bien, esto permitía a los viajeros realizar trasbordos entre las líneas locales pagando un solo boleto, y cada una de las líneas recibía un porcentaje de la recaudación total. La Empresa principal absorbía los costos de mantenimiento, talleres, seguros, publicidad, impuestos y compra de autobuses nuevos. Wickman y sus socios realizaron acuerdos con Good Year y Firestone para la compra de neumáticos, con Texaco y Standard Oil para la compra de combustible y lubricantes, obteniendo así precios especiales.
La Compañía de Wickman todavía no era conocida como GREYHOUND, pero hacia ese nombre iba. Durante 1928 y 1929, “Northland” subsidiariamente agrego varias líneas llamadas “GREYHOUND” en sus nombres, como: “Northland Greyhound Lines”, “Southland Greyhound Lines”, “Picwick Greyhound Lines” y la “Richmond Greyhound Corporation”. En 1930, tantos afiliados estaban usando el nombre “GREYHOUND” que las Compañías tomaron oficialmente el nombre de “GREYHOUND LINES”.
Hay muchos aficionados, que prefieren otra versión de la historia del nombre, “un transeúnte exclamo admirado al ver circular uno de los nuevos autobuses de la Compañia, que era tan suave como el correr de un Galgo (Greyhound)”. De todos modos el nombre “GREYHOUND” y el logo del perro galgo aparecieron para quedarse.

Durante la gran depresión (1929-1930), la recién creada “Greyhound”, tuvo que ajustarse, soportar y sufrir como todos los demás pero sobrevivió. En 1930, sus oficinas centrales, fueron trasladadas desde Duluth a Chicago, donde Wickman y sus socios mantuvieron vivo su sueño: una red de transporte que cruzara Estados Unidos y más allá. En 1932, adquieren las líneas de la costa este y así nace “Atlantic Greyhound Lines”.








Recopilado por: Enrique Fernández (Montevideo - Uruguay)