jueves, 21 de enero de 2010

Transportes Monterrey-Saltillo (1a parte)

Monterrey y Saltillo

Las ciudades mexicanas de Monterrey y Saltillo capitales de los Estados de Nuevo León y Coahuila respectivamente, históricamente tienen muchas cosas en común. La distancia entre ambas se ha ido acortando sobre todo en las últimas décadas y de no estar separadas por un valle rocoso y semiárido, hace tiempo que ya hubieran formado una verdadera megalópolis.


La importancia económica de ambas poblaciones esta fuera de toda duda, si bien Monterrey es algunos años más joven, su desarrollo económico fue mas temprano por circunstancias que se requiere de varios textos para explicarlas (y de hecho los hay). Sin embargo, el enorme abismo industrial y económico que había entre ambas ciudades se ido disminuyendo en las ultimas tres décadas.

En tiempos de la colonia se construyó un camino real para unir a ambas poblaciones. En la década de los 1930’s se aprovechó ese mismo camino para construir una carretera pavimentada, su longitud era de aproximadamente 84 kilómetros. Posteriormente en 1975 fue inaugurada una autopista de libre acceso con dos carriles en cada sentido de casi la misma longitud que la anterior pero siguiendo una trayectoria algo distinta. La demanda y la peligrosidad de esta ultima, condujo a la construcción de una nueva autopista de cuota concesionada a particulares cuya puesta en operación fue en el pasado mes de octubre. La longitud de la nueva autopista aproximadamente 50 kilómetros.

Dicha vía, no solo une a ambas capitales de los estados de Coahuila y Nuevo León, sino que conecta con los ejes troncales México-Nuevo Laredo, el de mayor movimiento de carga y pasajeros en el país, y Mazatlán-Matamoros, que articula transversalmente el Norte de la República.

Trasladémonos a la mitad de la década de 1930’s. Monterrey era ya para entonces el mayor mercado económico de la región noreste del país. La conclusión (en 1934) de la carrera pavimentada hacia Saltillo y la extensión de la misma hasta Torreón , facilitó e incrementó notoriamente el movimiento de carga y de personas entre estas tres ciudades.

La siguiente foto tomada al Obispado edificio emblemático de la ciudad de Monterrey construido en la época de la colonia. En el extremo izquierdo se muestra la primera carretera a Saltillo.







Antes de TMS

No dispongo a ciencia cierta de cual haya sido el primer concesionario del transporte mediante vehículos auto- motorizados en tener la ruta Monterrey-Saltillo. Los siguientes anuncios publicitarios nos muestra cual podría haber sido el primer concesionario, que inclusive ofrecía el servicio hasta Torreón, Coahuila.




Anuncio publicado en el periódico El Porvenir el 26 de febrero de 1934









Anuncio publicado en el periódico El Porvenir el 12 de agosto de 1934


Como se puede observar en los anteriores anuncios, la empresa concesionaria es la misma, partía en Monterrey del mismo punto, pero había cambiado de localización de oficina y teléfono.

Durante la mayor parte del año de 1935 se publicó este otro anuncio de Transportes Coahuila, (TC) que sustituyó al anterior.




Anuncio publicado en el periódico El Porvenir el 1o de febrero de 1935


Transportes Monterrey-Saltillo


Luego, TC dejó de publicarse, pero su anuncio fue sucedido por otro en donde el servicio fue concesionado a Transportes Monterrey-Saltillo S. C. L. (TMS). Sin embargo, se puede notar que el teléfono de informes en Monterrey es el mismo. Además el punto de partida en Monterrey es el mismo que el de la primera concesionaria, Hotel Chihuahua y Plaza Hidalgo. Una noticia aparecida en la prensa en los 1950’s confirma aunque sin precisar la fecha exacta, que los TMS en efecto iniciaron operaciones en 1935.





Anuncio publicado en el periódico El Porvenir el 7 de diciembre de 1935



TMS inicio operaciones con tres unidades, una de las cuales se muestra en la siguiente fotografía.






Pero el servicio de TMS no se limitó a ambas capitales. Para 1937, se estableció una ruta directa Monterrey-Torreón, y en 1939, se ampliaron a 5 corridas diarias en ambos sentidos entre Monterrey y Saltillo.



Anuncio publicado en el periódico El Porvenir el 17 de abril de 1937

Anuncio publicado en el periódico El Porvenir el 26 de octubre de 1939


En 1945, la dirección de la empresa paso a Don Félix Chávez Ramírez. En ese año se hacían 17 corridas diarias en ambas direcciones entre Monterrey y Saltillo, el tiempo de traslado entre terminales era de aproximadamente dos horas y cuarto. Esto hacia el trayecto algo desesperante, por lo que la nueva administración optó por adquirir nuevas unidades con mayor capacidad motriz.

En los años de la post guerra la empresa fue renovándose usualmente con unidades Beck, En 1948 se adquirieron 12.

En la siguiente foto se muestra un Beck Steeliner. La foto fue proporcionada por la Motor Coach Society.




En la década de los 1950’s TMS siguió incrementado el número de corridas e introdujo en su flota unidades de lujo para ciertas corridas. Además de incrementar notoriamente su radio de acción. Otro cambio fue el paso de Sociedad Cooperativa Limitada (S.C.L.) a Sociedad Anónima de Capital Variable (S.A. de C.V.).


Hasta aquí la primera parte de Transportes Monterrey-Saltillo.En la segunda parte mencionare algunos de los principales logros, antes de ser adquirida por uno de los gigantes del autotransporte mexicano, Grupo Estrella Blanca y luego su desaparición.


Su servidor:

Jose Ramirez Lozano

Monterrey, N. L.

1 comentario:

angel dijo...

Muy interesante y entretenido la informacion proporcionada. Una pregunta:¿existen fotos de las terminales antiguas de Monterrey?