viernes, 4 de febrero de 2011

Grupo Senda (1a parte)

La Ciudad de Linares, Nuevo León se encuentra localizada al sureste de la ciudad de Monterrey, en la región Llanura Costera del Golfo. Es cabecera del Municipio del mismo nombre cuya extensión es de 2,445.20 km². Su altitud media es de 350 metros sobre el nivel del mar.



Linares. es la segunda ciudad del Estado fuera del Área Metropolitana de Monterrey y es el centro urbano de mayor importancia en la región citrícola. Esta conectada a Monterrey por una autopista libre de 127 km, partiendo de Linares esta formada por 4 carriles de circulación hasta Allende y por 6 carriles hasta la entrada a Monterrey. Este tramo carretero forma parte de la Carretera Nacional (Federal No. 85), primera carretera en unir a la Capital del País con la frontera con los Estados Unidos de América.


Los anteriores datos los menciono para ubicar a quienes nos leen, pues es en esta ciudad donde inicia operaciones uno de los grupos del autotransporte de personas de mayor tamaño en la Republica Mexicana. Se trata del Grupo Senda (GS). La empresa iniciadora del GS fue Transportes Tamaulipas (TT).
Fue en Linares, cuando luego de haber regresado de los Estados Unidos de América y de haber recibido un fuerte golpe en sus actividades agrícolas, el joven de 27 años Protasio Rodríguez, decidió iniciarse en el negocio de transporte de pasajeros el 5 de noviembre de 1930. Con una humilde “Julia” marca Chevrolet que adquirió a crédito y la puso en servicio entre la ciudad de Linares y Villa Mainero, Tamaulipas, utilizando la brecha que la Comisión Nacional de Caminos había abierto para la construcción de la Carretera Nacional México-Nuevo Laredo, haciendo uso de caminos vecinales, que causaban penalidades al novel empresario. El recorrido era de aproximadamente 40 kilometros.

Antes continuar con la trayectoria de esta naciente empresa, conviene hacer un paréntesis y mencionar que las ”Julias” eran simpáticos vehículos construidos con automóviles de fabricación estadounidense, usualmente Ford T o Chevrolet a los que se les despojaba la carrocería original y se les hacia otra de mayor tamaño con tablones de madera para acomodar a por lo menos 10 pasajeros colocados a los lados. Este concepto de transporte de pasajeros surgió en la Ciudad de México, debido en principio, a una huelga de los operadores de tranvías en 1916. Se tiene conocimiento que la primera “julia” que entró en operaciones en el Estado de Nuevo León fue operada por su propietario el Sr, Leobardo Tamez. Esto sucedió .el 24 de abril de 1919 en ruta que cubría la Estación del Ferrocarril El Nacional-Fundiciones en la Ciudad de Monterrey.

No he localizado una foto de la Julia del Sr, Protasio Rodríguez pero adjunto a continuación la del Sr, Tamez para que los lectores se den una idea de cómo eran estos simpáticos vehículos.




Foto tomada del periódico El Porvenir publicada el 28 de agosto de 1966


Regresando a nuestra historia, la ruta Linares-Villa Mainero fue ampliada primero a Villagrán y más tarde a Villa Hidalgo ambas poblaciones localizadas también en el vecino Estado de Tamaulipas.

Es en el año de 1933 cuando un vehículo de don Protasio hizo el primer viaje de Linares a Cd. Victoria, abriendo con ello la ruta regular entre la capital del estado de Tamaulipas y la ciudad de Linares.



Las siguientes fotografías fueron publicadas en el periódico El Porvenir (Monterrey, N. L.) con motivo de la inauguración de la Carretera Nacional el 1º de julio de 1936.
 
 
En 1937 animado por el deseo de formar una unión de transportistas, Don Protasio puso sus autobuses y su capital en compañía de otras personas y de los empleados que manejaban las unidades, a partir de esa fecha llevaron el nombre de Transportes Azteca S.C.L.

A partir del 30 de abril de 1937, la cooperativa Transportes Azteca S.C.L. inauguró una ruta directa entre Monterrey y Cd. Victoria. Hasta antes de esa fecha el servicio se hacia con un transbordo en Linares. La primera corrida saliendo de Monterrey se efectuó a la cuatro de la mañana, la segunda a las siete de la mañana y la tercera a las dos de la tarde.




La cooperativa Transportes Azteca tuvo muy corta vida. Don Protasio consideró que no era apropiado la forma en que se estaban llevando las cosas y decidió retirarse de la cooperativa, pero los socios no se lo permitían, por lo que tuvo que abrir un juicio contra la misma que se transmitió a los tribunales de las ciudades de Monterrey y Nuevo Laredo, pasando después a la capital de la Repubica, en donde se falló a favor de don Protasio.

Desafortunadamente fueron tantos los trámites que, para cuando se le avisó que el asunto estaba arreglado, de lo que fuera la cooperativa no había quedado absolutamente nada, solamente papeles y unos cuantos fierros viejos que mas que servir eran un estorbo. De lo único que quedaba era los permisos de ruta los que por ley tenían que seguir.

Sin sus camiones y sin dinero Don Protasio se trasladó a Cd. Victoria y después de fracasar en sus intentos con algunas amistades, encontró por fin quien confiara en su palabra de caballero y no le pusiera cortapinsas, dificultades y plazos. Fue el Sr. Abelardo Osuna quien le facilitó dos autobuses para que se pusiese a cumplir con los permisos de ruta que la cooperativa Transportes Azteca le había dejado.
Aquí hago otro paréntentesis. En aquellos años algunos autobuses eran carrozados por empresas mexicanas montadas sobre plataformas importadas de los Estados Unidos de A. El que se muesta en la siguiente foto fue carrozado por la empresa Carrocerias Aerodinámicas con sede en Monterrey. La ruta Monterrey-Linares-Cd. Victoria.

Posteriormente, la empresa cambio a Transportes Tamaulipas S.A. de C.V. (TT), se adquieren los primeros autobuses con motor diesel en la posición delantera.

El 5 de noviembre de 1950, es decir al cumplir 20 años en el medio, TT contaba con una flotilla de 20 autobuses, 16 en operación y 4 en reserva. De la flotilla, 4 eran International modelo K-8 de reciente adquisición.

Para celebrar el 20 aniversario se efectuó un agasajo en la Cd. De Linares al que concurrieron numerosos hombres de negocios. En la siguiente foto tomada en el evento aparecen en orden acostumbrado Don Protasio Rodriguez Cuellar, el Sr. Francisco Candanosa (entonces Presidente Municipal de Linares, N.L.) y el Sr. Rafael Shepard (Director de Carrocerías Shepard Hermanos, localizada en la capital del Pais).



Carrocerías Shepard Hermanos pasó en noviembre de 1959 a ser parte de la paraestatal Somex y se convirtió en Mexicana de Autobuses S. A. (MASA).

En la siguiente foto aparecen Jaime Rodríguez Silva, la Sra. Marina Silva de Rodríguez y Don Protasio Rodríguez. La foto fue tomada en el domicilio familiar en la Calle de Hidalgo en Linares.




En los años 1960s, TT adquirio algunos autobuses Sultana. La siguiente foto muestra a cuatro autobuses Sultana Modelo TM-41-11 D, estacionados frente al Palacio Municipal de Linares, N.L. Este tipo de autobuses de 1ª clase contaba con capacidad para 41 pasajeros, con asientos reclinables de lujo. El motor podía ser GM 6V-71 o Cummins 6V 200, caja de 5 velocidades sincronizadas. El Palacio Municipal es de estilo Neoclásico inglés, su construcción se inició en el año de 1896, en terrenos adjuntos a la Catedral, mismos en los que anteriormente, en épocas de la fundación de la ciudad, habían estado ocupados por un convento y un antiguo cementerio.
 
 
Esta otra fotografía corresponde a un autobús Sultana Modelo TM-41-12 D. Este tipo de autobuses contaba con aire acondicionado, asientos reclinables para 41pasajeros. Podían estar equipados con motor GM 6V-71 de 210 hp (opcional 8V-71 o Cummins 8V-265), la caja era de velocidades sincronizadas.
 
 
En el siguiente anuncio se muestra un autobús de cuatro Somex-3000 que fueron adquiridos en 1968 por Transportes Tamaulipas. Este tipo de autobús tenía capacidad para 41 pasajeros y estaba equipado con motor DD 8V-71 y transmisión Spicer de 4 velocidades. Contaba con aire acondicionado.


Frente a la Catedral de San Felipe en Linares, N.L., fueron fotografiados  dos de esos autobuses Somex 3000, conocidos como pescuezones. La construcción de la Catedral fue iniciada en el año de 1777, con motivo de la designación de Linares como ciudad y la erección del Obispado de Linares. La construcción es de estilo de las capillas denominadas Coloniales.


En 1970 se adquirió la línea Transportes del Altiplano para ofrecer el servicio entre la zona de San Luis Potosí.

Como la mayoría de las líneas de autobuses mexicanas, la empresa contó con autobuses DINA de los llamados Olímpicos como los mostrados en la siguiente fotografía tomada en la Carretera Nacional, frente al Cerro de Guadalupe.


El 2 de marzo de 1975 falleció en su querido Linares, Don Protasio Rodríguez Cuellar. Don Protasio no era Linarense por nacimiento, pero si por adopción. Nació en Villa Mainero, Tamaulipas, pero siendo niño la familia Rodríguez Cuellar se traslado a Linares. Con la muerte de Don Protasio, Su hijo Jaime Rodríguez Silva se hizo cargo de la empresa.

Hasta aquí la primera parte de este trabajo. A menos que se indique otra cosa, los datos históricos y fotos fueron obtenidos de diferentes ediciones del periódico El Porvenir. Los datos geográficos de Linares fueron tomados de la red del sitio dedicado a ese Municipio

Elaboro:
José Ramírez Lozano
Monterrey, N.L. México.
 
 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿se puede constatar la veracidad del articulo? o solo son fragmetos de publicaciones del periodico que mencionan? fesece@hotmail.com

Anónimo dijo...

Muy interesante el articulo, cuando y com veríamos la segunda parte?
jaime57_@hotmail.com

Anónimo dijo...

MI PAPI formo parte del inicio haya por 1965 de la empresa Transportes Tamaulipas y después llegar a Matehuala con Autobuses del Altiplano y posteriormente en Linares N:L: como Jefe de personal, hay conocí a Don Protacio Rodríguez Cuellar, haya por el año de 1973